jueves, 31 de diciembre de 2009

Año viejo



Trabajos
Cheo
Sonrisas
Nuev@s amig@s
Antiguos proyectos retomados
Personas maravillosas
Desengaños personales
Muchas canciones
Pocas lágrimas
Idas y venidas
Bodas
Kilos de más
Blog nuevo
Playas con piedras
Botas de fútbol
Adiós a primera
Miedos antiguos
Soluciones por encontrar

lunes, 21 de diciembre de 2009

Siempre te querré


140. Siempre te querré.

Podré dudar y dudaré de mí
Y de todo cuando me rodea.
Nunca pondré manos en el fuego
Ni pediré que me cumplan las promesas.
Sólo tengo una verdad
Sólo una cosa sé…
Seas como seas, hagas lo que hagas,
Diga lo que diga, muera con quien muera.
Siempre te querré.

A Elena

viernes, 18 de diciembre de 2009

¿Merecerá la pena?


128. ¿Merece la pena?

¿Merece la pena ahogar sueños
En crudas realidades?
Para pagar vanidades
Y desahogarse a duras penas.

¿Merece la pena andar
por lodos malolientes?
Para poder después volar
Por el cielo azul celeste.

Merecerá la pena pues,
Si una hora en el infierno
Se cambia por un segundo en la tierra.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Todo el mundo quiere a Sara. Entrega V


... la parroquia de San Pedro, sólo fue la primera parada de un abrupto viaje lleno de curvas sin quitamiedos y bares de carretera.
El párroco don Joaquín, después de oficiar la misa de 8.30 (ante todo estaban las apariencias), se encargó de hacer un par de llamadas para que Sara (es el nombre que ponía en la servilleta que encontraron entre sus ropas) pasara a manos de los servicios sociales municipales. Después de verificar que, aunque un poco desatendida, Sara estaba en perfecto estado de salud, pasó a engrosar una larga lista de posibles futuros hijos e hijas que sin pedirlo ni quererlo buscaban la caridad de personas que andasen sobradas de ella.
Fueron 305 días después, con los ojos ya verdes, cuando Sara por fin durmió en un regazo materno. Desde entonces nunca más lloró. Ni le quedaban lágrimas, ni pensó que algo fuese tan terrible como para recordar lo vivido...

sábado, 12 de diciembre de 2009

Cada vez que pienso me obturo, cada vez que me obturo pienso

Fotografía: Andrea Acosta

Desde lo más profundo de mi ser intentaré
ser el ser humano que siempre desee ser,
siendo sentido y a veces des-sentido,
siendo querido y a veces odiado,
en resumidas cuentas
un ser de sensibilidad, sentimiento y sed de ser
un ser que en sendos momentos nunca fui.


“Cada vez que pienso me obturo, cada vez que me obturo pienso”
Letra: Guillermo Meneses