viernes, 29 de enero de 2010

Todo el mundo quiere a Sara. Entrega VI


... el regazo materno de Dolores le acompañó hasta que, pocos meses después, Dolores y Marcos dejaron atrás una estéril relación de 15 años.
Fueron momentos malos para todos. Hubo engaños y traiciones, hubo gritos y empujones, hubo pena y desilusión. A Dolores le costó hacerse a una nueva vida. Y la que hasta hace poco estuvo durmiendo en su regazo, dormía ahora en silenciosas cunas, un día en casa de los abuelos y al otro día en cualquier casa.
Solas las dos, ya que Marcos entendió que sin lazos de sangre no había lazos de responsabilidad, tuvieron que salir a flote en unas aguas oscuras, lejos de la orilla. No era fácil mantener el nivel de vida que llevaban con el sueldo del antiguo inquilino del colchón de matrimonio, así que Dolores tuvo que pensar dónde estaba, buscar, encontrar y desempolvar ese título de higienista dental que tan poco esfuerzo le costó conseguir (Marcos era un prestigioso odontólogo que tiraba de contactos cuando Dolores estaba estudiando). No le fue difícil encontrar trabajo en el mundo de los premolares y las endodoncias, ya que, aunque Marcos se había llevado el grueso de amistades, todavía había algún alma caritativa dispuesta a dar trabajo a una persona sin experiencia y con una hija sin padre...

lunes, 25 de enero de 2010

Después de la tormenta

Paseo por el mar (Costa Ballena)

100. Después de la tormenta...

De la lluvia en la penumbra,
En el ocaso del hogar,
A la lluvia de alegría
En la inmensa claridad.

Del miedo al contratiempo
Y a las prisas por llegar.
A la música en las calles
Que alegran el caminar.

El camino hoy es lento,
Hoy hay ganas de volar,
No se empañan los cristales
Porque el sol vuelve a cantar.

domingo, 17 de enero de 2010

Cual ave fénix


Hace tiempo que estoy planeando mi plan. Hace tiempo que estoy buscando el pozo, la cueva, el abismo... la destrucción total. Bebo sin ganas de beber y como cuando no tengo hambre, pienso cuando no debo pensar y no río con casi nadie, desorganizo mi exterior y de mi interior me olvido, me hundo conmigo mismo y a veces a alguien invito. Y eso es lo que quiero, llegar a lo más profundo, a lo más hondo de mí, a lo que nunca quise y espero jamás querer. Y busco bañarme en fuego purificador y volver de las cenizas. Quiero empezar desde bajo cero y aprender a caminar de nuevo. Quiero ser de nuevo ave fénix . Quiero de nuevo volar.

sábado, 9 de enero de 2010

Montaña Rusa


Con el miedo que le tengo a las atracciones de feria, con el pánico que me da sólo el hecho de mirarlas, vivo sin querer vivir en una Montaña Rusa.
Vivo en constante oscilación, ahora arriba y después abajo. Tengo siempre la tensión de no saber dónde estaré dentro de un rato. A veces viajo solo y a veces acompañado. Los tickets no los compro, me vienen dados. Puedo llorar igual arriba que abajo. Sonrío siempre aunque por dentro esté llorando.