domingo, 22 de mayo de 2011

Volver



... y un contrato vitalicio después, y después de renunciar a venderme (laboralmente) de por vida,

después de ver olivos en otro idioma y aprender que solo con HELLO no se puede ir por la vida,

es después de abandonarme (y abandonaros) cuando vuelvo con más ganas sin duda, es ahora cuando cantaré acompañado por mi musa o por mi esposa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario