miércoles, 13 de julio de 2011

Mis contradicciones (I)

Payaso sin risa

139. Mis contradicciones (I)

Canto cuando quiero llorar
Y sueño siempre despierto.
Nunca pienso en ganar
Y lloro cuando me pierdo.

Siempre vivo a dieta
Y como como nunca comí.
Sólo quiero me quieras
Y no sé si te quiero a ti.

Te odio porque te odié
Y a veces se me olvida odiarte.
Escribo pá que me lean
Y nunca leí a nadie.

3 comentarios:

  1. Yo no digo que ella sea la almáciga de la luz, el relámpago andaluz donde el azul se recrea; digo que cuando pasea, todo a su paso se aclara; digo que el día se para, para copiarle la huella; digo que la llamo a ella y la luz vuelve la cara.

    Que aunque el mundo le sostenga pulso de gloria, ella calla; digo que aunque no la ensaya la gloria le viene al pelo; digo que se prueba un cielo y siempre es el de su talla.

    No digo que su reflejo de la hermosura perfecta,; digo que es la predilecta del cristal de los espejos; de cerca como de lejos, qué gloria reconocerte, no quiero tener más suerte, que el aire que te respiro, muchacha, porque te miro y no me canso de verte. (García Barbeito)

    ResponderEliminar
  2. Espero no te moleste si te sigo...
    Yo también escribo, y déjame decir algo sobre tu escrito, tan breve y tan profundo...
    cierto, no le falta un gramo de realidad ni le sobra cursileria.
    A veces se me olvida odiarte, y comúnmente vuelvo a amarte...
    (por aquello de que sólo se odia lo amado).
    Me ha encantado!

    ResponderEliminar
  3. No es que no me moleste, si no que me sorprende y me halaga a la misma vez.

    Éste es tu árbol.

    Gracias.

    ResponderEliminar